Una sequia que no deja levantar cabeza

 

 

 

 

 

 

 

Creo que todavía no somos lo suficientemente conscientes de la sequía que tenemos en nuestro país, creo que no nos damos cuenta que si no llueve con soltura van a venir tiempos muy difíciles tanto para la agricultura como para el ser humano en general. Ahora estamos en tiempos de aceituna, y no se por otros sitios pero mi padre que cuenta con unas cuantas olivas resulta no haber recogido muchas, la cosecha de este año es más bien pobre y mucho fruto no es que hayan cogido por desgracia. Claro cuando esperas unos beneficios y te encuentras con esto te da un tremendo coraje ya que te das cuenta que el tiempo y dinero que has invertido no ha dado su fruto sino todo lo contrario, tedas cuenta que vas a tener que seguir invirtiendo hasta que por fin quiera darte una cosecha que de verdad merezca la pena. Mi padre por ejemplo este año ha tenido que gastar incluso en el tractor que tiene, es verdad que más o menos ves venir la cosecha del siguiente año pero no esperas que en realidad sea tan poca,  por lo que entre arreglar el tractor y los gastos originados por las tierras se ha gastado un buen pico que desde luego no va a recuperar por lo menos este año.

La verdad que el tractor es lo que menos le ha supuesto porque ha usado piezas de desguace ya en su día lo compro de segundas mano y en el mismo sitio puede encontrar los recambios que necesita por poco dinero. Lo compró  porque ya harto de que le cobraran un montón por arar pensó que ese dinero lo invertía y al final lo araba como a él le gustaba, la verdad que no le faltaba razón, y buscando en un montón de sitios lo que más le convenía al final dimos en el clavo y encontramos un tractor por supuesto a su media, ni muy grande ni muy pequeño, con el que él se sabe manejar a la perfección. Para que luego digan que la segunda mano no merece la pena, la verdad que nosotros en nuestro caso no tenemos queja, es más aconsejamos a todo el mundo a que se atreva, al final te ahorrar mucho dinero que es sin duda lo que interesa en tiempos en los que la economía no va muy bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *